Los pescadores furtivos siguen actuando en zonas protegidas

Guardaparques patrullan en forma constante las áreas protegidas. Sigue la presión sobre la fauna.

 

Posadas (Prensa de Ecología y Turismo). Una nueva patrulla de guardaparques sobre el lago Urugua-í detectó varios campamentos de pescadores y cazadores furtivos y labró actas de Infracción, además de secuestrar y destruir ocho canoas o botes de madera y nueve redes de pesca que totalizaron cerca de 300 metros.

La patrulla de control (integrada por guardaparques de Zona Norte del Ministerio de Ecología, Recursos Naturales Renovables y Turismo, de los Puestos 101, Uruzú y Península), se realizó el fin de semana pasado en la zona Este del Lago Urugua-í, desde la desembocadura del arroyo Falso hasta el brazo conocido como Mboy Joví.

Otro procedimiento, esta vez en la reserva privada Aguaraí-Mí, pegada al Parque Provincial Esperanza, donde se encontró una persona subida a un sobrado (lugar alto, sobre el que los cazadores esperan a sus presas) con una escopeta calibre 36 milímetros, cargada y con varios cartuchos.

En ese sentido, los guardaparques labraron el acta de Infracción y secuestraron el arma y otros elementos del cazador, que se domicilia en la localidad de Puerto Esperanza, a unos 20 kilómetros del lugar donde lo encontraron y según manifestó, fue llevado hasta el lugar por otro conocido cazador de Wanda.

 

Operativo en Moconá

Por otra parte, los guardaparques del Parque Provincial Moconá sorprendieron durante una patrulla de rutina a cuatro brasileños que estaban pescando en el cauce del río, en plena área protegida.

La patrulla de rutina se realizó aguas arriba de los Saltos del Moconá, en la última semana de febrero. Cerca de la desembocadura del arroyo Pepirí Guazú, los brasileños se dieron a la fuga cuando divisaron a los guardaparques y abandonaron sus elementos.

En ese sentido, secuestraron una embarcación de madera, 500 metros de redes de distinto tamaño y de mallas variables, además de 145 piezas cobradas de distintas especies, que totalizaron cerca de 60 kilos de pescados.

Esta recorrida de control y vigilancia se efectuó en forma conjunta con el personal del Parque Estadual do Turvo, de Brasil, y contó con el apoyo de la Policía Militar del estado de Río Grande do Sul, quienes acompañaron a los guardaarques argentinos con dos embarcaciones de apoyo, a los efectos de garantizar el éxito del operativo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s